SE ACABO LA JODA: Nelson Castro REVELO como fueron los ULTIMOS DIAS de Nestor K

Comparte

 

El expresidente fue un hombre que tuvo muchos problemas de salud a lo largo de su vida. Durante su presidencia había tenido algún problema estomacal en 2004. Terminó su mandato, asumió Cristina Kirchner y, en ese momento, estaba embarcado en lo que era su futuro: su candidatura para 2011.

En febrero de 2010 despertó con una debilidad en el brazo izquierdo. Lo llevaron a la clínica para hacerle estudios y le diagnosticaron una suboclusión de la arteria carótida derecha. Esa lesión fue la misma que tuvo Carlos Menem en 1993.

En aquella mañana hubo otro elemento que inquietó a quienes lo atendieron. Kirchner tenía un infarto en el medio del cerebro que alertaba de una enfermedad vascular severa: era un enfermo delicado de salud que tenía necesidad de cuidados. Le indicaron que debía operarse, algo que hizo el doctor Víctor Caramutti con sumo éxito, que salvó su integridad física.

Los meses pasaron y llegó septiembre. Una noche tuvo dolor en el pecho. Se le diagnosticó una suboclusión de la arteria coronaria descendente y se le puso un stent. La operación se hizo bajo un secreto críptico.

Resultado de imagen para nestor k

Días después, Kirchner apareció en un acto de La Cámpora, donde se lo vio muy mal, y que había sido desaconsejado por las autoridades médicas. Me tocó informar sobre lo que estaba pasando. Advertí que la vida de Kirchner estaba en riesgo. Como siempre ocurrió durante el kirchnerismo, hubo furia y me atacaron desde 678.

El viernes 15 de octubre Néstor y Cristina participaron de un gran acto hecho por Hugo Moyano en el estadio de River. El sindicalista pretendía lanzar su candidatura a presidente: el camionero tuvo un encontronazo con la expresidenta.

Unos días antes del 27 de octubre el exmandatario tenía un problema estomacal por una pastilla que le habían recetado por su tema coronario, pero que dejó de tomar como correspondía. Quienes lo vieron dijeron que estaba un poco caído. La leyenda dice que a la noche, Kirchner tuvo una fuerte discusión con Moyano. Eso no es verdad: la charla fue agradable. 

El drama sobrevino a las 6. Kirchner despertó falto de aire y con un intenso dolor en el pecho. Llegó a levantarse pero se desplomó sin vida. Al caerse, se le produjo un tajo en la cabeza. Por esto nunca se mostró su cuerpo en el féretro. Cuando lo llevaron al hospital intentaron reanimarlo. Jamás salió del paro y a las 8 murió.

Esta es la historia de lo que le pasó a Néstor Kirchner, y que confirmó los pronósticos que dimos como parte de nuestro trabajo. La idea de extender a 20 años su movimiento, para alternar indefinidamente entre Néstor y Cristina, se había esfumado. Su muerte puso fin a ese proyecto político demostrando que la salud tiene un peso determinante en la vida de una nación.

Comentarios

Comentarios